Make your own free website on Tripod.com

¿Por qué me cuesta tanto escribirlo?

Estrategias de la PNL para aquellos que deseen empezar a escribir.

por Susana Micone

_________________________

 

Para muchas personas escribir es difícil y frustrante o se preguntan: “si puedo hablar tan fácilmente de este tema, ¿por qué me cuesta tanto escribirlo?”

Indudablemente, escribir es una actividad muy distinta de la de hablar. Tal vez, la diferencia más significativa para plantear el problema que nos ocupa sea que el acto de hablar es altamente interactivo. Esta interacción verbal genera una retroalimentación en la que se incluye la respuesta hablada de nuestro interlocutor, sus expresiones faciales, la entonación, volumen vocal, etc. Cuando escribimos, estamos en una relación privada donde la interacción es entre nosotros y el papel.

Hablando o escribiendo sólo reflejamos superficialmente la estructura profunda de nuestra experiencia. Cuando escribimos tratamos de provocar en nuestro lector una experiencia lo más semejante posible a la que experimentamos.

Así, consideramos mejores a aquellos escritores capaces de gestar en nuestros sentimientos, imágenes y sonidos de tal exactitud y calidad que podemos reproducir su experiencia en nuestra mente y cuerpo: tenemos la sensación de vivencia, de ser testigos presenciales de las peripecias de personajes imaginarios, de ser cómplices de las emociones más profundas del alma del poeta. Un buen escritor nos permite vivir su vida y la de cada uno de sus personajes, enriqueciendo nuestra propia experiencia vital.

La PNL (Programacion neurolingüística) se caracteriza por proponer estrategias sencillas y efectivas para la ejecución de las más variadas actividades. La siguiente es una propuesta de la PNL para ayudar a aquellos que deseen empezar a escribir. Consiste en usar palabras conectivas para relacionar ideas.

Comenzaremos por precisar tres supuestos:

1)                   Nuestras experiencias (las estructuras profundas) son lo que tratamos de expresar creativamente cuando escribimos.

2)                   La escritura (que es una estructura superficial) trata de representar nuestra experiencia profunda mediante frases y palabras.

3)                   Los inductores son palabras o frases que permiten vincular una idea con otra y pueden ayudarnos a conectar las representaciones de nuestras experiencias de forma ordenada.

 

Inductores conectivos: Les explicaré como usar los inductores conectivos con un ejemplo en el que seré yo la que complete los contenidos después de usar el conectivo. Elegiré el conectivo porque y completaré las oraciones con mis razones. Tú, querido lector, usarás tus propios argumentos después del porque.

 

Afirmo que: “Me gusta escribir”

Luego,: “Me gusta escribir, porque...”

Completo la frase argumentando: “Me gusta escribir porque puedo expresar mis vivencias”

Y continúo: porque...

...Siento que así comparto con otros mi realidad y me acerco a ellos”

porque...

...Yo soy más YO junto a otros”

porque...

...La vida de todos es una única y gran VIDA”

El “antes y el después” caracterizan al estilo periodístico. En “EL LITERATO” reconocerán un estilo editorial abundante en “porque”, ya que solemos dar razones, argumentos y justificaciones. En los textos de ciencia suelen aparecer los “siempre y cuando”.

Anímese y use los conectivos; será “como si Ud. tuviera un interlocutor incitándolo a seguir escribiendo”.

Continuará...

_________________________

VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL