Make your own free website on Tripod.com

POESÍA y AFORISMO

 

Aforismos

 

Un gobierno hamaca es aquel que no sabe donde está parado.

 

Pobre del que ama con los sentidos. El amor es sin sentido.

 

Que bello es pellizcar la piel del saber.

 

He conocido un albañil que terminó siendo un gran cirujano plástico.

 

¿Por Dios, qué plaga de religiones!

 

Los que no quisieron ver son vidas prestadas.

 

Todos somos vasallos de nuestro pasado.

 

¿Qué escribano habrá firmado las «Sagradas Escrituras»?

 

Los hijos de Adán y Eva no tuvieron abuelos.

 

Aún no encontré el pulso en ninguna de mis muñecas.

 

Reposé sobre el diván para repasar mi pasado: difícil fue ponerme de pie.

 

Por secreto profesional será que Dios no contesta muchas de mis dudas.

 

¿Qué dirá el contenido de la caja negra tras el fin del mundo?

 Horacio Ríos

del libro «El Especiero», Faja de Honor Sociedad de Escritores de La Plata, año 2000 (Editorial Nueva Generación).

_________________________

 

Décimas autorales

       La función de SADAIC en cadencia payada. No hay tema ajeno a la payada. José Curbelo lo demuestra en estas décimas consagradas a dar resonancia a las diversas tareas de SADAIC.

Se formó esta sociedad

junto a líricos esfuerzos

de quienes tejemos versos

con gran naturalidad.

no empañan la claridad

no se pierde el buen sentido

afirmando acto seguido

que la poesía sublima

ya que un relato con rima

suena mejor al oído.

_____

El derecho de autor

en graciosa circunstancia

dio en la llamaba Francia

a su primer resplandor

entre el lujoso esplendor

del café concert se oían

canciones que componían

autores muy conocidos...

solo monedas de olvido

por sus obras recibían...

_________________________

 

Si me miras

 

Se hará pesada mi carga

se hará pesado mi cuerpo.

Como una luna que absurda

me aplasta con su recuerdo.

Montón de ideas sin nombre.

Mil destinos, mil silencios.

Tu nombre muere en mis labios,

en su absurdo proyecto.

Los caminos de mi vida

son rutas hacia lo incierto,

como un aljibe sin agua.

Como un molino sin viento.

Pero si acaso me miras...

Emanciparé mis nervios.

Y la sangre de mis venas.

Regará los mil desiertos.

Que en mi estructura dormida,

despiertan tus mil afectos.

Con el olor de tu cuerpo

haré el perfume de mi alma.

Con las luces de tus ojos

formaré mi firmamento.

Sólo si entonces me miras,

mi ser nacerá de nuevo.

Mi espina se hará mil hojas.

Y flores de terciopelo.

Nacerán en mis palabras.

Y mis caricias tempranas.

Te cubrirán todo el tiempo.

Un río de amor en tu vientre,

donde descansa mi anhelo.

Recostará mis nostalgias.

Y haremos un mundo nuevo.

Donde las tardes tan grises.

Se cubrirán de luceros.

Mis músculos en tu alcoba.

Descansarán sus deseos.

Sólo si entonces me miras...

si me miras...sólo eso.

Lidio Jawniuk

_________________________

 

XII CONCURSO LITERARIO "SADE LANUS" 2000

Segundo premio de POESÍA

 

Palabras

Hoy brotaron palabras de la tierra

Caminaron como hormigas

treparon por mis dedos y fueron

tinta

pájaros y ríos

soles y pinos

un cartón acartonado

 

y música

 

y miedos

 

y ganas

 

y un agua de cansancio desnudo

que devolvió las hormigas

 

al centro de la tierra

Por Roxana Palacios Loray

__________

Tercer premio de POESÍA

 

"A partir de; II "

"seria bello ir por las calles con un cuchillo verde"...

Pablo Neruda

Sería extraño si camino con las manos

bello

raro

para los otros locos

ir boca abajo mareando las ideas

por el césped

por el agua

por las vías

la luna sería un broche de mi pelo

calle angosta

fleco largo

panza ciega

con margaritas que asomen de mi boca

un grillo cantando en mis oídos y un

cuchillo atravesando en mi garganta

verde

 

Por Celia Éster Martínez

__________________________

 

Don Juan Porteño

Don Juan, una leyenda del arrabal,

en un mundo de paicas y laderos

era admirada su estampa de varón

que nunca se escapó de un entrevero.

-o-

Zapatos charol y pañuelo al cuello,

el saco cruzado y el fungí marrón,

pantalón rayado y pinta canyengue,

para bailar una milonga de mi flor.

-o-

Era en los bailongos el milonguero,

el tango con sus cortes y quebradas,

era en los callejones el cuchillero

enfrentando sin miedo la puñalada.

-o-

Algunos lo llamaron el porteñito.

el cuarteador, ventarrón o cachafaz,

todas las mentas de varón le dieron,

pero que fuera un cobarde, jamás.

-o-

En las serenatas cuando cantaba,

se hacía silencio a su alrededor,

la ardiente armonía al aire desata

de su garganta un himno al amor.

-o-

Ella, al oírlo en la noche encantada,

en la fina almohada recuesta su sien,

latiendo inquieta de amor embriagada

mientras palpitan sus labios de miel.

-o-

En estos recuerdos de los años jóvenes,

Del ayer de amores, de los entreveros,

de su impulso ciego, de bandoneones,

de los bailongos, de requiebros fieros...

-o-

Se tornó en leyenda su vida de amante,

que traduce en tango el violín que sueña,

sollozando en verso el zorzal lo canta

por los arrabales de la ciudad porteña.

Pedro Nicolás Ciocchi

_________________________

 

Aforismos

La gente se torna humilde, cuando sufre.

La alegría espiritual, te ayuda a ser más cada día.

No solo basta respirar. También hay que vivir.

El no poder más, no existe.

La Caridad es un impulso de Amor, que jamás se permite vacaciones.

La alegría se enciende como la luz.

Ana María Zacagnino

_________________________

 

El Poeta

Peregrino soy del camino

De la arrogante y dolorosa vida.

Y cuando más sufro, más me aferro,

A este cielo azul que me cobija.

¿Maldecir mi suerte? Es cobardía,

Ahogarme en llanto, me volvería débil.

Bajar los brazos es darme por vencido,

Y vencido sólo queda esperar la muerte.

Peregrino soy, de alma vagabunda

¡Tal vez delirante, un bohemio,

son los sueños alas,

Para este guerrero.

A paso lento y constante

Por mil caminos sobre siete mares

Alimentó la pluma a este poeta

Que inventa amores y mundos sin guerras.

¡Qué me llamen pobre! No me avergüenza.

¡Que me griten loco! No me enfurece.

Por que en mi locura soy poseedor de estrellas

Y la naturaleza misma,

Es mi propia herencia.

Peregrino soy en el camino de la vida,

Y esta mi manera de sembrar

Letra tras letra

La semilla de la esperanza y buena voluntad

Soy el loco que inventa historias

Para que te pueda soñar.

 

Betty Santella

_________________________

 

DISTINCIóN

 

Un amigo puede ser un pájaro,

un gato, un perro...

Un recuerdo, el dinero, un libro.

Pero definitivamente

lo que abarca todo lo disperso

el mejor amigo

es siempre

una persona

Perpetua Flores

_________________________

 

La mujer nueva

 

La mujer nueva sobre las ruinas vencidas

se yergue

y su silueta azul

ilumina las otras

que se debaten

a oscuras

 

Gloria Edith González

_________________________

 

Los sueños

"Soñaba en ese entonces en forjar un poema..."

José Asunción Silva

Volvamos la memoria hacia el tiempo ya lejano.

Hallaremos intactos los sueños del pasado.

Allí quedaron muchos y nosotros volamos.

Algunos nos siguieron y no se concretaron.

Algunos se cumplieron y otros se esfumaron.

Volvamos la memoria hacia el tiempo ya lejano.

Allí estarán los sueños que siguen esperando.

¿Por qué abandonarlos? Digamos: "¡allá vamos!".

María Raquel Varela,

del libro "Aromas de Vida", Ediciones Amaru, 2000

_________________________

 

LIBERTAD Y FE

QUE NADIE QUITE LA FE DE TU PLEGARIA

NI EL BESO PERFUMADO, DE TU IDEA

QUE NADIE TURBE LOS SUEÑOS DE TU ENTRAÑA,

CON LA MENTIRA FALAZ, DE UNA QUIMERA.

QUE EN LA OBSESIVA PERTINAZ DEL RI-TO,

DE TU CREENCIA, TU DIOS, Y TUS EMBLE-MAS.

NO INDIQUE UN PODEROSO, ALGÚN CAMINO,

QUE DESVIÉ APOCANDO, TUS BANDERAS.

SI HAS DE LUCHAR, DESNUDO DE COMPLEJOS.

SIN ESPERAR RECOMPENSA EN LA TAREA.

TU MUSCULO TENAZ Y PERSISTENTE,

ENCUENTRE EN LA LABOR, TU FIEL EMBLEMA,

TU DECIR, TU CREDO, TU SENDERO,

LOS DESTINOS QUE FORJA TU CABEZA.

LOS RÍOS DE TU SER, QUE ALCANZA EL SINO,

DEL TRABAJADOR FELIZ EN SU GRANDEZA.

AL VER ENTONCES, LAS FLORES DE TU EMPEÑO.

ABRIENDO ESPACIOS, CUAL LUZ DE PRIMAVERA,

LOS SOLES DE TU AMOR, DEL CUAL SOS DUEÑO,

TU SÓLIDA VERDAD, SAVIA, Y MADERA.

ROMPIENDO AGUDO, LAS CÁRCELES INTERNAS,

AL LIBERAR TU FE, NUEVA Y DESPIERTA.

CADENAS QUE SE TROCAN EN LAURELES.

EN EL TEMPLO DORADO DE TU ESTRELLA,

ASÍ AVANZA, UN SURCO AL INFINITO,

LIBERTAD DE UN DESTINO, FUENTE ETERNA.

EL FRUTO SABIO, QUE DESTRUYE MITOS.

LA MENTE LIBRE, QUE EL TEMOR DISPERSA

Lidio Jawniuk,

del Libro "Caminos, Senderos y Atajos"

_________________________

 

Ese cuerpo...

"El cuerpo, aligerado bolsillo del alma"

Ricardo Zelarrayán

Ese cuerpo,

al cual nos asomamos,

toma la forma de la esperanza,

y las sinuosidades de la angustia.

Cóncavo como la tristeza.

Convexo como el deseo.

Contenedor de quimeras.

Sabe, que a veces,

tratamos de no ser,

inutilmente...

Sus fronteras delimitan hastíos.

Soporta la culpa de representarnos.

Cómplice de la gula,

fabulador de secretas batallas,

acompañante en noches sin sosiego.

Espía permanente de sueños sin regresos.

 

Es todo su universo,

ese huésped cautivo que ocupa su esqueleto.

Es prestada la risa,

y hasta el duende secreto que ilumina sus ojos...

Pero nada le quita,

su obsesión,

de ser cierto.

Rosa Carone,

del libro "Habitante de un Cuerpo", Ediciones Amaru, 2000

_________________________

 

NOSTALGIA

 

 

I

 

Nostalgia es un estado

que escapa de mi mente.

Es hermosa, es demente,

y va con la corriente

 

II

 

Nostalgia al verte enfermo,

al sentirte amado...

...nostalgia en los risueño,

sucesos olvidados.

 

III

 

La lluvia en la pradera

me trae tu nostalgia,

tú sabes que quisiera...

...mamarte a la distancia.

 

Ana María Zacagnino

_________________________

 

Transparencias

 

Cada sonrisa, es personal como

una rosa roja que crece en

el jardín de los sentimientos.

 

Cada corazón, es la llave para

entrar a la puerta de sus sueños.

 

Cada esperanza, es un camino

repleto de flores de varios colores

que te lleva al sendero de la

inocencia.

 

Cada experiencia, es un mundo

sin fin de emociones.

 

Cada alegría, es el sonido

que canta el alma.

 

Cada alusión, es el son que gritan

los piadosos de corazón.

 

Cada día, de tu vida es como una

luciérnaga que su luz se prende

y se apaga con su presencia

se la percibe para siempre.

 

Diana Grande

_________________________

 

Misael

Paciente Dios ha tramado indescifrable sitio sobre la tierra.

Pero arrepentido del escenario libró a los demonios el nombre,

El conjuro los reunió hasta el día, y al ver que el sol quedaba afuera

El aquelarre grito con unánime espanto: "lo bautizamos monte".

 

Dotado de un vientre intacto, sus prodigios son criaturas de leyenda

Bajo la espesura que se palpa como la cara de un laberinto

Donde la pisada de Misael abre detrás la huella inédita

Entre el quebracho acabado en el cielo de noche y rito.

 

Nacido en una aldea reflejo de otra aldea de trémulas estrellas

Al joven cazador los tambores acompañan sus latidos.

Ya el pasaje de la luna propicia la infancia se lleva,

Ya la presa que desborda su silueta al hombre da inicio.

 

Un tiempo de antepasados cenicientos ejecutó los músculos

Y liberó la lanza de todo el cuerpo arqueado en el cuerpo.

La punta rastreo la carne siguiendo el invisible impulso

Con el zumbido dulce del relámpago que anticipa al trueno.

 

El puma gimió su dolor en el silencio claroscuro de la sangre

Cubriendo el cuerpo retorcido por la lucha atroz contra la nada.

Puro instinto agazapado tras la piedad cóncava de su mirada

Arrojo otro golpe más profundo que el hacha final y el hambre.

 

Lejos, cantada por voces como un saqueo de luciérnagas,

El hechicero invoca en el fuego blanco su alquimia celosa,

Anticipando el rigor de aquellos que sueñan el sueño de cacique,

Empezando desde el infinito cuando las replicas se odian.

 

Cerca, traídos por el río de orillas iguales, y danzas distintas

Cinco sombras buscan la guerra tras la huella de la víctima.

 

La persecución frenética va cerrando el circulo de maleficio.

Despacio los huesos presienten la calma que aturde los músculos.

En el hueco de las hojas Misael ve el retorno quedarse sin camino

Atrapado entre los rostros pintados del destino trunco.

 

La fatiga del tiempo repite la escena del hijo:

"Padre, ¿porqué me has abandonado?".

Nadie atestiguo este sacrificio. ¿Será por eso que se lo trago el barro?.

 

Las sombras estacaron los miembros y la pasión del indígena

Marcando los vértices de una muerte latente en la macabra espera.

La pelea que derramó la misericordia aprendida de la bestia,

Cayo con la última estaca en los ojos llenos de orgullo y tierra.

 

Mientras el amanecer estira su manto de luz raída

La inevitable muerte reencarna inevitable poesía.

 

Por Claudio Rugna

_________________________

 

JULIA PRILUSKY FARNNY

Poeta  

La busco por las líneas del soneto,

son catorce caminos sin paisaje.

Ir y venir, se hace largo el viaje.

Dónde está es incógnita y secreto.

 

Yo voy mostrando a todos su imagen,

preguntando por ella (casi un reto).

Constante desafío. Hasta que acierto,

alguien vio su figura y su equipaje.

 

Hermosa, entera, dulce, sobria, amante;

níveas manos, mirada desafiante

en refugio, entre extraños, mustia flor...

 

Los novios, mientras ella se marchita,

consultan cual una margarita...

su vieja antología del amor...

 

 Perpetua Flores

_________________________

 

Ella sueña

 

                                                                 Y la noche nos vence

con sus sueños abismales.

                                                                                                                                              

Ella suspira en un sueño de lágrimas de rubí;

no es la vaguedad de su insomnio, es la tibia transparencia

de sus ojos.

Se recuesta en mi hombro y duerme despreocupada,

encendida, nocturna.

Ella pasea en su sueño de cristal pradera;

detrás de sus párpados una estrella se transforma en flor

o en luz.

Llega ella hasta el borde confuso de la vigilia,

no despierta; sigue soñando mi sueño de fruta polar,

de témpano ecuatorial, de tormenta descalza.

Y en el corredor de mis ojos ella amasa un pedazo de luz

y deja escapar de sus labios un naufragio de luceros.

 

 Victor Sequeira

_________________________

 

Pobreza

 

Allí estaba, concreto y tan distante

Su cara en rabia, formaba mil arrugas

La marca en su miseria que desnuda

La pobreza tenaz, simple y constante

Y allí estaba, dormido en una plaza,

peor que un perro, sin paz, y sin un hueso

De un mundo indiferente a su proceso

Un futuro senil, muerte y mortaja

Ocho años, tal vez que en su mochila

de pesado dolor que se acumula

Un sendero, sin fe, asaz mezquino

Sus falencias, total, ya nadie mira,

con los ojos sin ver en su premura

La adultez sin edad, de su destino.

 

 

Lidio Jawniuk

_________________________

 

Apenas amarillos

 

Bambúes ensombrecen la casa.

En la última pieza, sentados sobre sus talones

poetas escriben,

callados,

mientras las hojas se apoyan

leves,

leves,

leves.

 

Desde la ventana la Mirada va y viene entre los

movimientos de un farol

de papel de arroz.

 

Crisantemos apenas amarillos

enmarcan una grulla

desconcertada.

 

Un viajero distraído ve por la ventanilla

Detrás del cerco

almendros florecidos. Más allá una hilera

de balcones

simétricos

desconocen el paisaje.

 

No saben qué pasó

desde el último beso.

Ella recorre el puente, le pesa la idea de abandonar su sombra

en la corriente.

El, esquiva a dos chicos

peleándose.

Pisa el cigarrillo.

 

La grulla escarba entre las plumas

siempre sobre la misma pata.

 

Mabel Margarido   

 

_________________________

 

MI  SOLEDAD

(díptico)

 

En esta soledad, la que me aterra,

dentro de ella está mi desventura.

Es soledad que nutre mi amargura...

nace de lo profundo de la tierra.

 

Llanto, dolor, duda, todo se encierra

y dentro cabe de la empuñadura

donde los sueños muestran la figura

de la ilusión que me sotierra.

 

Anochecido en soledad... sigo

con este pobre corazón mendigo

a la voz que contesta mi llamado.

 

Pero... este mudo amor, que quiero tanto

vio llorar a solas mi quebranto

y deja que muera desolado.

 

............................................

 

Estoy frente al paisaje; casi dentro

-un poco vegetal y colorido-

y sin embargo así, desposeído,

contemplo el panorama, no me encuentro.

 

Está en fuga el color, no hallo su centro,

nada pueden mis ojos, si perdido

estoy solitario, siempre sin sentido

y en nebulosa me concentro.

 

En la nada, huidiza, queda el cielo

que mis manos tuvieran de consuelo

y fue la gloria azul que yo soñé.

 

Solo frente al paisaje, confundido,

le sirvo indiferente, dolorido,

y mis ojos de duelo, no lo ven.

 

   Daniel M. Blanco Louzán

_________________________

 

PIGMENTOS

Corazón rozado,

que ama

Anaranjada luz

que el Sol regala

 

Lucecita violeta

que brilla desde el cielo

Alma celeste poeta

que reparte vivencias en el vuelo

 

Brillo blanco y mágico

del alma pura,

de la persona buena

sin envidia, ni lujuria

 

Gris negro techo

que cubre al hombre

que no respeta el derecho

que el hechizo de la verdad asombre

 

Los colores nos dicen

cual es la realidad

de este mundo nuestro

que sabe hablar de crueldad

 

Pero que en futuro cambie

el matiz de nuestra vida

Que la esencia confundida

encuentre la salida

 

María Noelia Leiva 

(15 años)

_________________________

 

Ojos de luz en perfecta descomposición

 

A Sarah

 

He visto unos ojos claros en perpetua descomposición.

Ojos septentrionales como un naufragio báltico.

 

Sarah tamiza mis sueños

y destila mis noches con su obscena claridad.

 

Sus ojos adormeciendo la eternidad.

 

Sarah como el sueño de la noche última,

como la estrella ardiendo en la noche,

como la poesía en sublime exactitud.

 

La noche extiende su manto indefinible.

Lateral al infinito está ella (ojos de prisma

bajo el agua).

 

Sarah como el rincón ártico en donde la luz

sueña las mañanas nacientes.

Sarah como la rosa bajo el hielo.

 

He visto su hermoso cabello,

como un río de soles desembocando

en el horizonte en puro sexo.

He visto sus ojos (ojos de prisma

bajo el agua).

 

 Víctor Sequeira

_________________________

 

Gigante herido

 

A las víctimas inocentes de New York, 11 de septiembre del 2001.

 

“Hay que auscultar la entraña del gigante,

merodear por sus llagas, atender su herido corazón...”

Guillermo Díaz-Plaja

 

Torre insolente como Ícaro:

El sol derritió tus alas.

Soberbio becerro de oro:

Dios no se apiadó de tu criatura.

 

Torre de los encomenderos

que no devolvieron las monedas

de la sucia codicia.                                     

 

Torre de Babel,

revoltijo en las alturas,

ataúd de oro para los esclavos del poder:

¡La carne siempre es frágil

tras los vidrios de los rascacielos!

 

Torre en tinta roja,

bestia herida rugiente,

cuando el sol tibio se oculta

tras el polvo que aparece.

¡Ay! que no quiero verlo

al horizonte desnudo

brotado de cruces negras!

 

Cuando la muerte sorprende,

anochece y no amanece:

Río de sangre en la tierra,

aire frío del que espera

a su ángel del socorro,

...ese ángel que no llega!

 

Susana Micone

_________________________

 

Ciegos

 

Septiembre l8 de 200l, Estados Unidos prepara su ataque a Afganistán.

 

“Dijeron ojo por ojo...

y ambos amanecieron ciegos.”

 

¡Ciega venganza mal parida,

por el mundo deambulan

los ciegos por tus tijeras!

 

Pesada oscuridad

aplasta la noche de los ciegos,

mientras la venganza acecha

tras todas las puertas...

 

La navaja asesina

roza el cuello de los durmientes

 

y ya nadie descansa.

 

Ciegos por la venganza,

imaginando la muerte de otros,

preparan su propia muerte.

 

Susana Micone        

 

_________________________

 

GUERNICA

 

Los niños juegan felices,

alegre es toda la fiesta,

la sonrisa de alfajor,

de azúcar y de canela.

De turrón y chocolate,

las gargantas están llenas.

De alegrías y sonrisas,

de flores y madreselvas,

cumpleaños presurosos,

los niños tejen madejas,

con juegos y fantasías,

con sueños de miel y velas.

Afuera el trigo persiste,

fertilizada la tierra,

y un pájaro azul que anida,

en el árbol, casa nueva.

 

De pronto vino el espanto,

su cumpleaños, su fiesta,

estalló en mil pedacitos,

con blancas velas desechas.

Y los feroces silbidos,

de la metralla blasfeman.

 

El cielo es sólo un rugido,

el rugido de la guerra.

Y las flores de los campos,

parecen escupideras,

profanados antifaces,

de horror, de muerte y miseria.

Pobre niño que corría,

buscando una madre muerta,

sus pechos llenos de barro,

su leche torna indigesta,

las lágrimas de sus ojos,

con tan tenaz persistencia,

buscan asirse al afecto,

de una madre que no encuentra.

Destrozada su esperanza,

obscurecida su idea,

sobrevivir al difuso

mosaico de llanto y penas?

Vagando por esos campos,

la desnudez de una orquesta,

de feroz extravagancia.

La declaraba la guerra.

Y en su corazón de niño,

estalla una escarapela,

hecha de sangre y de trigo,

hecha de viento y arena.

 

Se sacude la comarca,

la desnudez de la tierra,

despedaza en mil corceles,

las flores de la inocencia.

La tierra gime. En su seno,

le nacen negras hogueras,

y sobre el trigo maduro,

se seca la sangre espesa,

los pájaros son rezagos,

de la criminal quimera

y luego vendrán las moscas,

al festín de las carnes muertas.

La aldea, es ya un harapo,

rotas todas las tranqueras,

y al cielo sube el arcángel,

con un niño en su ladera.

Y la tristeza del sol,

ilumina aquella escena,

en un silencio de muerte,

en un silencio que espera.

 

Redentor y redimido,

vuelve el viento a la pradera,

con un fúnebre concierto,

con su esperanza blasfema,

¿cuánto tiempo ha de pasar,

para que vuelva la tierra,

a dar fruto en su entraña,

a cobijar la cosecha?

 

¿Y los demonios alados,

que hicieron trizas la fiesta

se alejarán para siempre,

en su aventura siniestra?

Y Dios que habita, quien sabe:

en una galaxia ajena,

se acordará de nosotros?

y aliviará nuestras penas?

 

Y aprenderemos entonces?

a manejar nuestras cuentas,

sin un fusil en la mano?

ni una bomba, ni una afrenta?

y en el surco lastimado,

donde una batalla cruenta,

se atragantó con mil vidas,

habrá perfume de menta?

y los niños nuevamente,

coronarán una fiesta,

con los pájaros azules y

la esperanza despierta?

 

Lidio Jawniuk,

Del libro “Caminos, Senderos y Atajos”,

Abril 2000.

 

_________________________

Lo que falta

 

Quisiera hundir

              mis particulas de tiempo

                    en la eternidad alilada

                             para seguirte

                                     en un infinito de espera

y abandonar

    la necesidad de vivir.

 

Quisiera hundir

               mis absurdos

                      el vino ciego de los astros

                                 de esta noche de sueños

Para estar con ellos

         abatidos... abismados.

¿No ves que me falta

               una lágrima tuya?

 

Elida Canestri de Eserequis

 

_________________________

 

Insensatez

 

¡Ah, hombre necio!

¿Qué buscabas al hacer la guerra contra tu prójimo?

¿Pensabas acaso que con tus armas,

con tus golpes y alaridos,

harías a tu hermano un poco más a ti parecido?

¿No sabes que con violencia

sólo violencia se engendra?

 

Tus ideales, tus fundados intereses,

¿valen acaso la vida de un niño que juega?

¿Podrás dormir en paz esta noche,

al saber que con tus bombas,

con tus ráfagas de obscena voracidad,

has destruido el hogar de una familia feliz?

¿Si con tu mezquindad disfrazada de coraje

has ahogado en lágrimas el sueño de los inocentes?

 

¿Podrás seguir así?

¿Por cuanto tiempo lo harás, oh insensato?

¿Acaso no ves a aquel Dios que lo regula todo?

¿Crees que Él no te observa,

que no está midiendo, con su vara infinita,

el valor de tus acciones?

 

Mas los hombres como tú continuarán,

porque la estupidez es común a todo tú rebaño.

Sigue pues, matando y sembrando el horror;

destruye la casa del padre y del hombre trabajador;

mata a la madre, aún cuando transporte en su ser una vida nueva;

incendia los campos, quema las granjas

y extermina a los animales.

 

Hazlo si así te place;

yo sé que los de tu calaña no son de oír consejos.

Prefieren sus mentes huecas, sus himnos y banderas,

sus miserias disfrazadas de “Nación”.

Los de tu especie no tienen remedio, ni lo tendrán jamás.

De no ser por el mal que acumulan a su paso,

apenas merecerían lástima,

¡Oh, escoria de la tierra!

 

Mas no olvides que, una vez despierta,

no es fácil dominar a la grotesca muerte,

la cual sin duda, cuando te vea,

no reparará en tus ideales,

en tus verdades encubiertas.

Ella te matará también a ti, hombre insensato;

y arrastrará tu inicua alma,

hacia las moradas desiertas.

 

Hernán F. Padín

 

________________________

 

BREVE CARTA DE SOLEDADES Y ENCUENTROS.

Por Susana Micone

Dedicada a mi esposo, Antonio Nanzi. 

Amado:  

Busco en vano el aire y el agua, el fuego y la tierra.

Extraña dimensión cobija mi existir: Espacio sin brújula ni medida y tiempo sin calendario.

¿En qué ignoto momento me alejé de los elementos? Tengo muerta la piel, paralítica la danza, oscuras las cuencas sin ojos y mi nariz olvidó los perfumes de la vida.

He perdido mi cuerpo y tal vez yo sea solo el sueño de otros. Por eso busco en los espejos mi identidad esquiva, mientras las imágenes se multiplican en ellos como en el caleidoscopio del universo.

Querido, hoy solo quiero un pequeño territorio y un mapa que me asegure que esta infinita soledad de viajante se cruzará alguna vez con tu camino. Porque solo así podré recordar tierra y fuego, aire y agua.

Luego volveré a perderme en la soledad que siempre acunó mi ser -la misma soledad que es principio y final de todo lo que existe, existió y existirá-, preparándome allí para nuestro próximo encuentro.

Solo tú sabes de mis idas y vueltas en búsqueda de la verdad siempre esquiva y cambiante.

Solo tú te atreves a la bruma de mis sueños, a tientas, palpando apenas los efímeros personajes que los habitan... Y yo, todo el tiempo sabiendo que solo esto puedo ofrecerte, porque solo soy mis sueños.

Nunca tuya, siempre tuya.

Susana

________________________

 

Entrampado en la miseria

 

Argentina, septiembre de 200l

 

Dormirse soñando utopías

y despertar entrampado en la miseria cotidiana:

“Cuando la fatiga desalienta,

los sueños no alcanzan...”

 

Desalentadora fatiga del hombre

hambriento de pan y justicia:

Esperanza en fuga,

sueños esquivos,

siembra imposible,

horizonte que se aleja

inasible, oscuro y ajeno.

 

...”Cuando la fatiga desalienta,

los sueños no alcanzan.”

 

Susana Micone

_________________________

            

            Nuestra querida colaboradora y amiga de la SADE, Seccional Lanús, Susana Micone, poetiza, ensayista y docente, nos ha enviado estos sentidos poemas, como una reflexión sobre la terrible situación por la que están pasando nuestros hermanos del interior, como una forma de despertar nuestras conciencias a ese terrible flagelo que, muchas veces, vemos sólo de reojo, como si no nos diéramos cuenta que ese “interior” es, en verdad, la mayor parte de nuestro país.

INUNDACIÓN

 

Buenos Aires, Noviembre 2l de 200l

  No alcanzan las palabras para expresar el dolor de nuestros compatriotas que han perdido sus tierras

S.M.

 

Lluvia,

apiádate!

Mi vida

se ahoga

con la cosecha.

¡Espiga mártir

que no verá más el sol!

 

Lluvia

apiádate!

Mis pies

se enfrían

en el barro pampeano.

¡El futuro de mis hijos

será descalzo!

 

Lluvia

apiádate!

El cielo

ha caído

en mi tierra.

¡Hoy me miro

en un espejo azul

de agua!

 

Lluvia

apiádate!

Cuando

el agua cruce el terraplén,

huirá el grillo.

¡Eclipse de sol,

noche invernal!

 

Lluvia

apiádate!

Hoy busqué

las arrugas de mi tierra,

surcos,

las huellas fecundas

de mi simiente en su

vientre de humus.

...y no puede hallarlas.

¡No borres el camino

que lleva al hogar!

 

Susana Micone

 

_________________________

                                                                                      

PAMPA INUNDADA

 

Buenos Aires, noviembre 25 de 200l

Me duele el desamparo en que se encuentran los hombres de campo

S.M.

 

A veces,

la lluvia

es llanto

sobre nuestras desgracias.

Abandona el hombre

al hombre

y una infinita soledad

se extiende

cubriéndolo todo.

Cuando

la lluvia

cubre la pobreza,

la pampa

es más llana,

es desolación

y olvido.

La tristeza

se hace larga,

extendida,

infinita...

como manto oscuro

sobre la tierra encharcada.

El campesino

solo,

solo,

atraviesa con su grito silencioso

el territorio vacío.

Camina

chapoteando angustias

y se asoma a un abismo.

Palpa

como ciego

al futuro ahogado,

pudriéndose bajo el agua.

La tierra

se vacía de espigas

y de mugidos.

El camino

se borra.

Las estaciones

pierden su calendario.

El clima,

Irreverente

como potro salvaje

rompe las tranqueras,

no resiste rienda

ni yugo,

se impone

a  la

ilusión humana de la doma.

 

Durante la inundación,

el hombre pierde estatura,

indefenso,

en la naturaleza

halla

madre y mortaja.

 

A veces,

la lluvia

es llanto

sobre nuestras desgracias.

 

Susana Micone 

_________________________

 

POEMA EN DOS

A PESAR DE TODO, NO PERDAMOS LA FINA MAESTRÍA DE SOÑAR Y ESCRIBIR SOÑANDO, PARA CREAR UN MUNDO MEJOR...

 

 

Cuando abro mis labios para evocar tu nombre

y regresas en mis sueños, y se escurren las

ausencias

entonces: TE LLAMO POESIA.

Cuando te busco entre horizontes perfectos

y percibo tu rostro de viento, tu aliento de rosa,

tus manos de hierba, entonces: TE LLAMO POESIA.

Cuando la noche se suma a la complicidad

y nuestros cuerpos se seducen, y se aman,

entonces: TE LLAMO POESIA.

Mientras calculo tus tiempos contando estrellas,

y estas en el infinito. Persisto, espero,

entonces YO, YO TE LLAMO POESIA.

Puede morir mi cuerpo
y errar mi alma entre astros,

pero mis versos

¡Ay sí vida! ellos, no han de morir jamás.

Pero desde mi silencio y mi etérea figura

te buscaré, y entonces, te llamaré POESIA.


Indiana A. Bauer

21 de marzo de 2001

 

En el Día Mundial de la Poesía, dedicado a los soñadores, pequeños o grandes que se nutrieron de vida. Que arremetieron con su pluma, dejando en sus huellas la fina exaltación a la pasión. A estos Poetas que hicieron del mundo y el amor, una eterna Poesía.

_________________________

nuevo milenio  

La mirada es vaga.

Hay que poblar la casa del milenio.

Hay que llenar el minuto en el latido.

Elevar los ojos hacia el cielo.       

 

Mover la turbinas

de las mutaciones

y no andar harapientos.

Poblar la tierra del pan

y sonreírle a los espejos.

 

Hay que escuchar el volcán

con sus rugidos

y no temerle al fuego

 

Transfigurar la rosa.

Desterrar la violencia,

pulverizar el miedo.

 

Abrir las puertas

de los corazones,

descubrir nuevos vuelos.

Salvar distancias repetidas

como un pájaro ciego.

 

Alargar las horas del amor,

recorrer galerías

dentro nuestro.

¡Encender las velas del perdón

en el nuevo milenio!

 

Lilian París de Marquina

 

_________________________

 
UNA TARDE DIFERENTE
 
Soledad me sirves
      bajar las cortinas
saborear el ámbar

     de las flores secas

aspirando el gris...

     del gris de mi pieza.

 

Las horas ya fueron

     sin darnos aviso.

con su paso lento...

     ya pasó el domingo

 

Los abriles soleados

     con su hojarasca

pronto llamarán

     y yo fiel......

siempre conmigo

 

Numeraba las hierbas

     que ayer recogía

esperando el domingo...

     para qué?

quería encontrarte memoria

    para estar conmigo.

 

Soledad me sirves...

    tengo que inhalar

la sombra del techo

    indagar el espejo

y al verme de frente

    desbastado...

como oleaje de mar

    alistar mi mente

y encontrarme conmigo...

 

Haydeé  A. Cartens

Grupo Convergencia

Temperley

Noviembre 6 de 200l

_________________________

 

POESÍA NUESTRA

 

Dedicada a la Dra. María Felisa Alberté

 

“El eterno hilo en que se juntaron pueblo y poesía nunca se cortó, este profundo hilo de piedra, viene desde tan lejos como la memoria del hombre.”

 

Pablo Neruda

 

Poesía nuestra,

necesaria como el aire

suspiro frágil de novias y moribundos,

como peces fuera del agua

boqueamos para retenerte.

 

Poesía tuya,

poesía mía,

adherida a nuestra piel

como marcas de nacimiento,

del alma sos arruga y gesto.

 

Canción de cuna

o réquiem para los sueños muertos,

sos caricia ingenua

o punzante picana.

¡Sos canto y grito,

risa y llanto,

luz y sombra!

 

Poesía nuestra,

descalza por los caminos  de la patria,

desafiando al hambre,

abrigando al frío,

en tu desnudez impúdica

siempre serás virginal!

 

Poesía nuestra,

atada a la cintura de la Libertad alada

escapas desde el fondo del calabozo infame.

¡Irrenunciable poesía,

escribirás con sangre la historia argentina!

 

Susana Micone

_________________________

 
LETRAS Y ESPACIOS
 

Vida nuestra

hecha de letras y espacios.

Sabiduría de las letras

que muere

cuando desaparecen los espacios.

La verdad

se manifiesta intermitente,

letras, espacios, letras, espacios...

Después de las letras y los espacios,

con paciencia,

llega la iluminación.

 

Susana Micone

________________________

 

IGNORANCIA

Al niño se le negó,

lo que después de hombre

cubriría, su destino

Pan y letra

sin libro

solo carne amenazada,

de intolerancia

y desnudez.

 

Ignorante, sin saber

las cosas pasadas

y futuras

Ignorancia, que anula

sofoca y enmudece

solo el animal,

compañero

del que sabe poco

e ignora

Lo más

 

Felisa Alberté

________________________

 

“PROSA DEL ESCRITOR AL LECTOR” 

Hoy, todas las primaveras me inspiran. Los otoños me atraen, casi silenciosos, a festejar las eternas propuestas. Los inviernos, enfrían mis ánimos y me llevan a la búsqueda del calor de una hoguera inexistente. En el verano, cómo me iluminan los mares agitados o apacibles, con las arenas tibias y los médanos que lo circundan. Las lunas plateadas y sus brillos intermitentes en los cielos grandiosos.

Hoy, me complace la vida en mi humilde oficio. En enseñarte mis poemas. En mostrarte las intimidades de las historias de los hombres, pequeños o grandes. En las riquezas y flaquezas humanas. Explicarte, sin que lo pretenda, las tribulaciones de la humanidad tan imperfecta en una galaxia magistral, bella y auténtica.

Por ello, en mi eterna búsqueda, trepo por los sueños y las fantasías que se acoplan a los deseos mundanos, de los enamorados, de los paranoicos, de los artistas en todas su especie. De los legos, de los analfabetos o científicos, y de todos aquellos, que como yo, están en la búsqueda permanente en esta pasarela tan pobre de amor y honradez. Entonces, como un escultor que plasma, ordena y transforma el mármol en su obra más perfecta, o el artesano que talla la madera muerta recobrando la hermosura de sus vetas, o el maestro que nos entrega silencioso, cada letra del libro de la vida y nos enseña presuroso, a rescatar los eternos olvidos de los hombres frágiles. Por ello, mi naturaleza soñadora, desea revelarte con mi pluma  los misterios y las vivencias en cada libro que yo te escriba y sepas tú, atesorarlos en un rincón de tu memoria y en el estante de tu corazón; hilvanados cuidadosamente, con el uso de la razón.

 

Indiana A. Bauer

_________________________

Amigos: Siempre será poco lo que cada uno de nosotros haga por LA PAZ DEL MUNDO. Los poetas creemos que el primer paso es sensibilizar al hombre ante el milagro de la vida, ésta vida que es “la  gran vida”: la “vida de todos”, en la que estamos afortunadamente incluidos. Separarnos del todo de la vida es iniciar el camino de nuestra propia destrucción.

Nuestra existencia debe recuperar el privilegio de ser “vida amorosa y conciente”.

Aquí va un poema que deseo compartir con Uds.

Susana Micone, SADE LANUS.

 

PAZ

 

“Paz, paloma mutilada,

 deshojada a golpes de hacha.”

 

Gabriel Rodríguez

Paz

mutilada por el burócrata,

torturada por el soldado,

engañada por el político,

deshojada por el hacha del loco.



paz sobreviviente

escondida

en los sueños de la infancia.

 

paz del inocente:

¿Sabes por qué los hombres

olvidan sus sueños?

Yo

llamaré al poeta

que rescatará la paz de nuestros sueños!

_________________________

 

RELOJ BIOLÓGICO 

Recorro los lugares que una vez caminé de tu mano. Encontré todo cambiado. Creí haberme equivocado de lugar, pero no.

Alguien le robo los colores, todo se veía como una vieja fotografía en blanco y negro.

Hasta el enorme pino del parque, que solía hacerle cosquillas al cielo, estaba gastado y enjuto, como si una larga espera lo hubiere consumido.

La calesita estaba muda, completamente dormida, ante la mirada desilusionada de los niños. Sentí los pies pesados, como si hubiera caminado por siglos, en completa soledad.

Me senté en aquel banco, donde nos dijimos el primer “te quiero”. El sol se escondió tras una enorme nube. Un extraño escalofrío sacudió mi cuerpo. El cielo se pobló de grises y mi corazón se inundó de pena.

Un anciano con paso cansino se dejaba llevar por su mascota. Se veía solo y triste. Como yo.

Y yo, me sentía tan anciana como él. El reloj detuvo su marcha y la noche cayó repentinamente, dejándome en completa oscuridad.

En realidad, era mi reloj biológico el que se había detenido y, recién ahora, tomaba conciencia de ello.

No era el paisaje el que había perdido sus colores, sino mi alma que había perdido la magia, una tarde hace mucho tiempo, desde tu partida.

Betty Santella

_________________________

 

EPILOGO

 

Cuando se me encuentre, con los ojos

abrasados, se imaginará que he clamado mucho y

mucho he sufrido. Pero los impulsos, las penas,

los tiernos sufrimientos, son todavía riquezas.

 

A.D.S. Exupery

 

Después de mucho observar, caminar y vivir anulando alegría y sollozos

me he vestido con la cabellera del cielo

y el brillo blanco del ángel rebelado

Ya no quedan violencias, muertes, gritos

la humanidad se acuna en el amor,

en el silencio y la oración nos elevamos,

desde remotos parajes, se respira plenitud

La mirada se aleja del vacío

árboles de bonanza escoltan el círculo

principio y fin imaginado, metamorfosis,

de un verde origen, hecho de vértebra divina

 

Lilyan López Stoppani

 

Poeta, narradora, ensayista, escribana, procuradora, reside en San Francisco, Córdoba. De vasta trayectoria y calificada obra poética. Es miembro del Poder Judicial de San Francisco y de varias instituciones de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Entre las primeras cabe destacar su condición de asociada de E.C.A. (*). Tiene trece títulos publicados, ha participado en más de cien antologías y revistas; ha obtenido varios premios nacionales e internacionales. El último sobre la “Pena de Muerte”. Desde hace quince años preside el Café Literario de la Ciudad de San Francisco, que por aquel entonces funda. Vinculada desde larga data a gente de letras de Buenos Aires. Por dos veces ha sido nominada la Mujer del Año. Es también de destacar que pertenece a entidades de Protección del Aborigen. Sumamente activa, de continuo participa de programaciones radiales y televisivas.

(*) E.C.A. Escritores Cordobeses Asociados, Asociación Civil, Personería Jurídica, 360 “A”/00, Avda. Pueyrredon 1165, B°, Observatorio. Tel.: 4606100, Cel.: (15) 6141016 (5000), Córdoba Argentina.

_________________________

 

Anciano Rojo

Sube sol, anciano rojo

por el estéril horizonte

Vive tu día último

con la grandeza de un creador

Tu momento ha llegado

tu tiempo acabó

Tus criaturas se han marchado

como dioses orgullosos

en busca de otros mares

en busca de otro sol

Tu mundo, hoy olvidado,

es solo una roca errante

vagando en la oscuridad

de una noche solitaria

que murmura eternidad.

Hugo Yánez

del libro “Siembra”, 1992.

 

_________________________

 

Hambre, herida

Argentina, noviembre l5 de 2002

 

Hambre,

herida abierta.

El país

de norte a sur

sangrando.

 

Hambre,

abismo.

El país

mutilado.

 

Niños pobres,

flores del desierto,

efímeras existencias

en la miseria de nuestra indiferencia

donde es breve el llanto del nacido

y largo el vacío de su boca abierta.

 

Hambre,

herida abierta.

El país

de norte a sur

llorando.

 

Hambre,

mezquindad.

El país

sin futuro

entregado.

 

Susana Micone

 

_________________________

 

POEMA VISUAL

 

La poetisa de Lanús Mabel Margarido nos regala aquí uno de sus muy originales poemas visuales

            

e

l

cie

lo roj

o la luna

 roja la nub

e roja plim p

lum plam olor

 a mojado a tierr

a mojada plum p

lim rayo y trueno p

lam grandes los ojos p

lam tiemblan las manos

 tiemblan en la señal de la

 cruz plim dos cuchillos en cr

uz plam sobre la mesa una cru

z de sal cruz de agua sobre los

hombros plum Noés sin arcas

plam a las canoas Noés sus h

ijos sus hijos sin ropas a la

s canoas dos gallinas un

 zapallo Noés en cru

z cruz en cru

z cruz

 

Mabel Margarido

_________________________

 

Anciano Rojo

 

Sube sol, anciano rojo

por el estéril horizonte

Vive tu día último

con la grandeza de un creador

Tu momento ha llegado

tu tiempo acabó

Tus criaturas se han marchado

como dioses orgullosos

en busca de otros mares

en busca de otro sol

Tu mundo, hoy olvidado,

es solo una roca errante

vagando en la oscuridad

de una noche solitaria

que murmura eternidad.

 

Hugo Yánez

del libro “Siembra”, 1992

________________________

 

 

VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL